Nos gustan los comienzos. Porque consideramos que son oportunidades para avanzar. Por eso, a principio de cada año llega el momento de hacer «la lista de propósitos».

La misión de este equipo de Water Warriors es contribuir a que el mundo sea un poco más humano y más justo, llevando agua limpia a comunidades sin acceso a ella. Pero no podemos olvidar que para eso también tenemos que cuidar nuestra casa. Nuestro planeta. Por eso, este año te proponemos que entre esos tópicos que siempre se cuelan en la lista (el deporte, aprender un idioma…) incluyas algún propósito relacionado con el medio ambiente.

IDEAS DE PROPÓSITOS DE 2021 SOSTENIBLES

Aquí te damos algunas ideas, para que elijas la que te saque una sonrisa o que te toque un poquito el corazón:

– No compres ropa que (realmente) no necesites. Si te paras a ver cifras sobre la contaminación  que produce la industria textil, no volverás a ver con buenos ojos que un vaquero que cueste 8 euros. Recuerda que se han utilizado 7500 litros de agua para producir esos vaqueros que no necesitas.

 – Reduce el plástico para tu cuidado personal y para el de la casa. Cada vez tenemos más alternativas: champús sólidos, detergentes a granel… De que se te acaben esos botes, compra opciones más sostenibles. Para que disfrutes de un hogar más natural y con menos tóxicos.

– Ni una botella de plástico más. Cada segundo se consumen 20.000 botellas de plástico en el mundo. La solución: los filtros purificadores de agua. En breve los tendremos disponible en nuestra tienda online. Atent@!

– Apúntate u organiza una recogida de basura y plásticos en tu zona. Existen cada vez más eventos de este tipo. Y si no lo encuentras… ¡créalo! Solo necesitas unas bolsas y unos guantes (y ahora mascarilla, ¡que no se te olvide!)

– Ponte como reto hacer compost. Si tiene una terraza o un patio, puedes entrar en el maravilloso mundo del compost. Fabricar el abono para tus plantas con tus desperdicios te convalida el nivel avanzado de amig@ del medio ambiente.

– Crea un mini huerto en casa. No es necesario que tengas un gran jardín.. Hay muchísima información sobre huertos urbanos, verticales, para balcones… Y ese momento de comer un rabanito o  una fresa que has cultivado será inolvidable 🙂

– Compra productos de temporada y locales. Y en la tienda de tu barrio. Esto no solo tiene un impacto ambiental, sino también social. Que tu barrio no se convierta en un sitio lleno de franquicias impersonales o de locales cerrados, depende de dónde elijas hacer la compra. Aunque no haya esas «mega ofertas» que encontramos en las grandes superficies, está demostrado que en los centros comerciales se compra mucho más de lo necesario.

– Cocina más y no tires comida. Si eres de esas personas que disfruta cocinando, busca unas horas a la semana para encerrarte en la cocina. Así evitarás no solo comprar precocinados envueltos en plásticos, sino que también te lo agradecerá tu salud (¡y tu paladar!). Realiza la compra pensando en lo que realmente vas a consumir (haz una lista basada en tu menú semanal). La pérdida y el desperdicio de alimentos consume un 21% del agua dulce en el mundo.

– No acumules bolsas de tela. Uno de los datos que más nos ha impactado conocer es que una bolsa de algodón orgánico debe utilizarse unas 20.000 veces para que tenga el mismo impacto ambiental que una de plástico. Y, ¿ahora qué? Pues la solución es no comprar más bolsas de tela (por muy monas que sean algunas) y utilizar las que ya tengas.

– Dale una nueva vida a lo que no usas. En España aún nos resistimos a las compras de segunda mano, mientras que en otros países de Europa es lo habitual. Muebles, ropa, objetos de decoración, aparatos electrónicos… Seguramente eso que llevas años sin usar está siendo demandado en alguna parte. Ponlo a la venta en una web de segunda mano y dale una nueva oportunidad antes de que acabe en la basura cuando hagas limpieza.

Podríamos seguir, porque cada vez somos más conscientes del poder que tenemos como consumidores. Pero con que solo sigamos uno de estos propósitos, estaremos dando un poco de respiro a la Tierra.

Te animamos a que te unas también en esta misión de hacer el 2021 un poco más verde.

¿Qué propósito eliges?