Hoy dirigimos nuestra mirada y nuestra atención hacia esa parte de la Tierra 🌎 que no habitamos los humanos, pero sin la que no podríamos vivir: los océanos. Hoy, 8 de junio, es el Día Mundial de los Océanos y nos hemos parado a conocer un poco más sobre esas grandes masas de agua que ocupan tres cuartas partes de nuestro planeta, vitales para nuestra supervivencia.

🌊DATOS CURIOSOS EN EL DÍA MUNDIAL DE LOS OCÉANOS🌊

A todas las personas nos han enseñado el nombre de los 5 océanos, los hemos sobrevolado durante interminables horas de avión y cada verano chapoteamos en sus aguas, pero realmente aún nos queda mucho por aprender sobre ellos. Comenzamos con algunos datos curiosos:
  • El mar es el verdadero responsable de que vivamos, ya que los océanos producen al menos el 50% del oxígeno de nuestro planeta.
  • Los océanos absorben alrededor del 30% del dióxido de carbono producido por nuestra sociedad, mitigando los impactos del calentamiento global.
  • Menos del 10% del océano ha sido explorado🔎 por los seres humanos. Las personas nos hemos centrado más en conocer el espacio que las profundidades del mar. Esta situación ha ido cambiando en los últimos años y  se está extendiendo la idea de lo vital que es descubrir qué se esconde en las profundidades marinas.
  • Los animales que habitan la superficie de tierra solo conforman un 7% del total de la vida en la tierra. El 93% de las especies vive en los océanos.
  • La mayor parte de los seres vivos del océano son invisibles para el ojo humano.
  • El cangrejo herradura 🦀 ha habitado la tierra durante más de 300 millones de años. Es la especie más antigua que existe, incluso más que los dinosaurios.

  • El océano Atlántico es el océano más salado del mundo. Y el océano Índico es el océano más caliente.
  • Más del 90% de las mercancías internacionales se transportan por mar.  
  • Sentimos romperte esta ilusión, pero el sonido al acercarte una caracola al oído no es el mar 🐚.  Lo que se produce es una simple amplificación del sonido generado por el movimiento del aire.
  • El punto más remoto de la Tierra se encuentra en el mar, concretamente en el Océano Pacífico y se le conoce como Punto Nemo. Casi no se desarrolla la vida en este lugar, debido a las condiciones climatológicas, que implican la inexistencia de alimento.

 

🐠 LA DESTRUCCIÓN DE LOS OCÉANOS🐠

Con estos datos nos hacemos una idea de su inmensidad y su importancia. Sin embargo, nuestros patrones de producción y consumo también han afectado a esta grandiosidad de los mares:

 

  • Ya conocemos el Punto Nemo, el lugar más remoto. Pues incluso ahí han llegado residuos humanos, principalmente plásticos.
  • Entre un 21% y 54% de todas las partículas de microplásticos del mundo se encuentran en la cuenca del Mediterráneo.
  • Actualmente se han identificado 5 zonas de concentración conocidas como sopas de plásticos: una en el Índico, dos en el Atlántico (Norte y Sur) y dos en el Pacífico (Norte y Sur). Estas zonas superficiales tienen una gran concentración de microplásticos.
  • Sin embargo, los plásticos que encontramos en superficie solo son la punta de iceberg, ya que representan menos del 15% de todos los plásticos que hay en el mar.

Si quieres conocer un poco más cómo afecta nuestra forma de vivir a los océanos, hay un documental muy interesante que se ha estrenado recientemente: Seaspiracy. En él vemos algunos datos e imágenes que nos hacen ver la necesidad de cambiar nuestros hábitos de consumo.

 

👉LA SOLUCIÓN ESTÁ EN  NUESTRAS ACCIONES👈

Ante esta situación, tenemos la responsabilidad de replantearnos nuestro impacto sobre los océanos. Ellos nos aportan las condiciones óptimas para vivir y no podemos continuar con su destrucción. Debemos seguir admirándolos y cuidarlos todo lo que podamos.
Centrándonos en nuestra misión de llevar agua potable a todo el mundo, algunas veces nos han lanzado la pregunta: ¿por qué no utilizar el agua del mar?  Es cierto que es una solución para abastecer de agua a una parte de la población. Sin embargo, no sería sostenible recurrir a este agua para abastecer a toda la población del mundo. El coste económico 💰 y la energía necesaria para obtener agua potable a partir de agua salada es considerablemente superior si lo comparamos con el agua que podemos obtener de los ríos, por ejemplo.
Por ello, nuestra solución son los 💧filtros purificadores de agua💧. Con ellos, puedes reducir tu consumo de plástico a la vez que bebes agua limpia de microplásticos, bacterias e impurezas. Además de beber agua limpia, contribuyes a que familias sin acceso a agua potable también tengan la oportunidad de beber agua limpia.
Cuidemos nuestros océanos, son los que nos permiten seguir cambiando el mundo.