¿Cuántos litros de agua necesitas? Quizá pienses que mirando tu factura del agua puedes responder a esta pregunta. Pero no es así. No consumimos solo los litros que gastamos en casa para beber, cocinar o para la higiene personal. Al comprar la fruta, unos zapatos o un anillo, estamos consumiendo (¡mucha!) agua. Hoy te descubrimos el agua que llevas puesta.

Es cierto que la concienciación sobre el uso responsable del agua ha crecido en los últimos años. Hemos adoptado buenas prácticas como cerrar el grifo al lavarnos los dientes o reutilizar el agua de lavar las verduras para regar. Eso es necesario. Pero queremos ir un poco más allá.

Una de las industrias que utilizan un mayor volumen de agua es la textil. Si a esto le sumamos la locura realidad del fast-fashion en las últimas décadas, el resultado son unas cifras publicadas por la ONU que nos quedan (tristemente) asombrados.

  • El 20% de la contaminación del agua es causada por el procesamiento textil
  • En la elaboración de una camiseta de algodón se utilizan de 2.700 litros de agua, cantidad suficiente para que una persona beba durante 900 días.
  • Confeccionar unos vaqueros requiere unos 7500 litros de agua.
  • Cada segundo (sí, cada vez que respiras) se entierra o quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura.
  • El 40% de las prendas compradas nunca se utilizan.
  • Medio millón de toneladas métricas de microfibras de plástico que se desprenden durante el lavado de fibras terminan en los océanos.

Podríamos seguir llenando este espacio de números.  Pero no queremos quedarnos anclados en el problema, siempre apostamos por buscar y poner en práctica soluciones. En este ámbito ya existen algunas personas, organizaciones y empresas que han comenzado el cambio. Compartimos algunas noticias que nos dan algo de esperanza, publicadas en el Informe de reventa de ThredUp 2019 :

  • El mercado de ropa de segunda mano ha crecido 21 veces más rápido que la venta del fast-fashion en los últimos años y está en camino de ser más grande que ella para el año 2028.
  • El porcentaje de consumidores que prefieren comprar marcas respetuosas con el medio ambiente aumentó del 57% en 2013 al 72% en 2018.

Como consumidores tenemos un gran poder (como siempre decimos, cada gota cuenta). Con estos datos vemos que el cambio ya ha comenzado. Y desde aquí apoyamos todas las acciones que contribuyan a que todos y todas tengamos un agua más limpia. Por eso, te sugerimos webs como Vinted, Micolet o Wallapop para que veas las miles de prendas disponibles de segunda mano. También en tu ciudad puedes investigar las opciones de este tipo o de slow fashion.

No obstante, mirando nuestros armarios y estas cifras, casi todos estaremos de acuerdo con una frase del movimiento minimalista: “la compra (de ropa) más sostenible es la que no se hace”.

Consejo final: la próxima vez que vayas a comprar ropa nueva… guarda esos 40 euros y compra un filtro de The Social Water 😉